San Antón

El poblado de San Antón Analco se ubica al noreste de Cuernavaca. Es una comunidad conformada por el ejido de San Antón, que abarca las localidades de Sacatierra, Salto Chico, Chulavista y terrazas y callejones aledaños a la avenida principal. Dentro de sus límites se localiza una cascada en medio de un espacio con abundante vegetación y fauna silvestre. “El Salto”, como se le conoce, tiene una caída aproximada de 30 metros de altura. En las paredes de la Barranca de Analco están los prismas basálticos que se formaron desde hace millones de años y son de las pocas formaciones de su tipo en todo el mundo.

En nombre original del pueblo de San Antón fue “Analco” que quiere decir, “del otro lado del agua”. Se pudo establecer la existencia de un asentamiento indígena en las laderas de la barranca de Analco a partir de 1175 ya que se encontró una piedra con un lagarto tallado de origen prehispánico.

Con la llegada de los españoles nombraron al pueblo San Antonio en honor al fraile franciscano san Antonio de Padua, quien es el Santo Patrono de la comunidad y cuya iglesia se edificó en el siglo XVI.

El barrio se caracteriza por la venta de alfarería y sus viveros.

Por: Arantxa Ortíz Rodríguez, “San Antón: memoria, tradición y continuidad del festejo de San Antonio de Padua”, “Del Santo al Salto, Las fiestas patronales de Cuernavaca”, Vol. II.

Juan Diego Pons Díaz de León, “Cuernavaca, el corazón de la Primavera”.