Ocotepec

Ubicado al nororiente de Cuernavaca, Ocotepec es uno de los poblados más tradicionales de la capital del estado. Su nombre deriva de, “ocotl” – ocote; “tepetl” – cerro y “c” – locativo, es decir, “en el cerro de los ocotes”.

Los límites de esta comunidad se sitúan: al norte con el poblado de Coajomulco; al sur, con la Avenida Paseo del Conquistador; al este con el pueblo de Chamilpa y al oeste con Ahuatepec.

Desde la época prehispánica el pueblo estuvo dividido en cuatro barrios, de los cuales, tres de ellos han conservado su nombre original: Culhuacan o barrio de Dolores, al oeste; Tlacopan o barrio de los Ramos, al noreste; Tlalnehuic o barrio de la Candelaria, al sur. El cuarto barrio se llamaba Xalxocotepeazola y actualmente se le conoce como la Santa Cruz.

En su demarcación se encuentra el exconvento del Divino Salvador, que inició su construcción en 1536 y se terminó en 1592. El templo está conformado por la nave de cañón corrido, con apoyos interiores, orientada su fachada hacia el poniente y sus contrafuertes del exterior, almenas y la torre sur. A la derecha del templo, un claustro que nunca se terminó. Su atrio tiene una barda perimetral con almenas y una cornisa de piedra.

En Ocotepec se realizan las fiestas de los cuatro barrios: Candelaria, Dolores, Ramos y la Santa Cruz. Además de la fiesta principal en honor al Divino Salvador.

Por: Marcia Daniela Trejo Bizarro, “La fiesta del Divino Salvador: entre la fe y la tradición en el Cerro del Ocote”Del Santo al Salto, Las fiestas patronales de Cuernavaca”, Vol. II.

Juan Diego Pons Díaz de León, “Cuernavaca, el corazón de la Primavera”.