La ladrona de libros

La Ladrona de libros, novela de Markus Zusak, es un libro que inspira ternura, compasión y tristeza.

El escenario donde se desarrolla la historia es un pequeño poblado cercano la ciudad de Munich, en el año de 1939. Liesel Meminger, el personaje principal, junto con su madre y hermanito emprenden un viaje en tren. Durante el trayecto, el menor fallece y es enterrado cuando la máquina hace una parada en un cementerio cercano a las vías del ferrocarril. Mientras el sepulturero prepara la fosa, se le cae un libro que Liesel guarda para sí, aunque no sabe leer pero que le recordará a su hermanito.

Debido a la filiación política de sus padres, la madre de Liesel la da en adopción a una pareja de mediana edad y pocos recursos económicos llamados Rosa y Hans Hubermann. Rosa lava y plancha para las familias acomodadas mientras Hans, un músico, hace carteles y es quien le enseña a leer.

En 1941, durante el cumpleaños de Hitler se realiza una quema de libros a la cual asiste Liesel. Estando ahí se entera que su verdadero padre ha sido sentenciado por ser comunista por lo que empieza su rencor hacia Hitler. Durante la quema de libros estaba presente la esposa del alcalde Ilsa Hermann, una apasionada de la lectura que se percata que Liesel había tomado uno de los libros. Más adelante Liesel llega a la casa de Ilsa para entregar la ropa que planchara su madre adoptiva y la invita a pasar a su biblioteca. Liesel queda maravillada de la cantidad de libros que tiene a su alrededor. A partir de ese momento cada vez que lleva la ropa planchada Ilsa la invita a pasar a leer. Hasta que un día deja de mandarle ropa a planchar.

Como ya no existía una razón para asistir a la biblioteca de la señora Hermann, se le presentó la idea de agarrarlos prestados y a partir de ese momento empezó a ser conocida como la ladrona de libros, ya que para ingresar a la biblioteca se metía en la casa por medio de una ventana y se los robaba, aunque la señora estaba al tanto del robo.

Descripción: ladrona.jpgLa historia se encuentra salpicada de algunas escenas dramáticas relacionadas con la actuación de los nazis y el sufrimiento de las familias alemanas en medio de la guerra. Es una novela entretenida, bien escrita con situaciones de humor negro e ironía.