Directorio Cultural

Fiesta Patronal en honor de Nuestra Señora de los Milagros en Tlaltenango

Casa Av. Emiliano Zapata 304 Tlaltenango México Cuernavaca Morelos 62170 México
Fotografía de Fiesta Patronal en honor de Nuestra Señora de los Milagros en Tlaltenango

Info. Biográfica

La fe en la Virgen de los Milagros propicia una coercitividad que es demostrada en el recorrido que la imagen de la Virgen realiza durante un mes, y que es llamada como “la Virgen Peregrina”.

El 3 de agosto comienza el recorrido de la Virgen Peregrina y concluye el 4 de septiembre. En este ritual la imagen de la Virgen es sacada de su santuario con la finalidad de que visite cada una de las comunidades de Tlaltenango en cuya estancia las personas realizan un novenario para ella, siendo tres novenarios que se realizan antes de la fiesta patronal. El 4 de septiembre se realiza una peregrinación desde la comunidad mas retirada hasta el santuario de la Virgen.

Salen de Tzompaxtle, pasando por Tenochtitlán hasta llegar a San Jerónimo y ahí se dirigen al santuario de la Virgen donde el párroco los recibe con incienso y una celebración eucarística. Al terminar, se ofrece comida, atole y refrescos. Este recorrido dura aproximadamente tres horas, delas 5 a ls 8 de la mañana. Durante el mismo, la gente está acompañada de la banda de viento, cantos, letanías y ofrendas florales, mientras que algunas personas se turnar para cargar a la Virgen en una vitrina y en andas.

A diferencia de otras celebraciones los festejos no se preparan por medio de jerarquías como mayordomías ni fiscalías. La responsabilidad del a organización de la fiesta recae en el Consejo Parroquial.

Son personas de Iztapalapa quienes hacen y colocan la portada en la entrada del santuario. Se trata de un trabajo colectivo donde participan hombres, mujeres jóvenes y adultos. LA elaboración de la portada comienza desde el primer domingo de julio, cuando un grupo de personas viene hasta el santuario para “apartar el lugar en Tlaltenango”.

La noche del 8 de septiembre se enciende el castillo, donde los espectadores esperan ansiosos por ver los juegos pirotécnicos. Éstos se ubican en el estacionamiento de una conocida reaccionaria al costado de la iglesia y son acompañados por los repiques de la campana, aplausos y admiración, así como de la banda de viento.

Tlaltenango ha resistido a los embates del tiempo moderno que obliga a reorganizar su fiesta. Ésta, que es en honor a la Virgen de los Milagros, ha tenido cambios, pero la celebración aun mantiene vigente la cohesión que se generó desde 1720. A lo largo de tres siglos, esta festividad representa una de las ferias más grandes del estado.

Por: Eduardo Jiménez Aguilar, “Del Santo al Salto, Las fiestas patronales de Cuernavaca”, Vol. II

Categorías: FESTIVIDADES CULTURALES, FIESTAS
Actualizado hace 7 meses