Directorio Cultural

Las Sirenas de Cuernavaca

Fotografía de Las Sirenas de Cuernavaca

Info. Biográfica

Cuentan las ancianas de Cuernavaca que hace muchos años pasaba un brazo de mar debajo de la iglesia, que los cerros eran islas y que por eso han hallado caracoles petrificados hasta la cima. Bajo el atrio de la iglesia de Santiago Apóstol, hay túneles que corren desde la iglesia de Jiutepec hasta la catedral de Cuernavaca; los monjes señalas que por ahí se transportaban en balsas los religiosos en la época del Virreinato y en la Revolución eran escondites ultrasecretos. En la época cristera, en ese sitio escondieron todos los santos y los libros sagrados. Ahí estuvo oculto el libro negro y el libro de hechizos y sacrificios. Cuenta el testimonio de uno de los tantos sacerdotes que celebraban misas, que esos túneles se usaban clandestinamente y eran pasajes ocultos para sacar el oro, la plata y las piedras preciosas de Jiutepec a Cuernavaca.

Cuentan las leyendas que cuando los hombres malos saqueaban esos metales preciosos con malas intenciones, se asomaban por el agua de los conductos oscuros unas mujeres con cabellos de algas, manos de lagarto y ojos encendidos como flamas, semejantes a las sirenas, pero adictas a la sangre humana. Al ver a los forasteros, cantaban, hipnotizaban a los bandidos, y después creaban enormes olas hasta ahogarlos y luego se alimentaban de ellos.

Categorías: LENGUAS Y TRADICIONES ORALES, MANIFESTACIONES CULTURALES
Actualizado hace 7 meses