Directorio Cultural

Fiesta Patronal de San Lorenzo Mártir en Chamilpa

Casa Ignacio Allende 205 A Chamilpa México Cuernavaca Morelos 62220 México
Fotografía de Fiesta Patronal de San Lorenzo Mártir en Chamilpa

Info. Biográfica

La fiesta de San Lorenzo empieza el día 9 de agosto con la decoración interior de la iglesia y el arreglo de las imágenes del Santo, que están al cuidado del fiscal, los mayordomos y sus topiles. Bajo su custodia, se organizan y vigilan que se cumplan los horarios y lineamientos que se habían acordado con anterioridad. El encargo mas bajo, por no menos importante, es el de los topiles que, pasando un año pueden postularse para mayordomo (de llaves, promesa, etc.) y servir durante otro año más. Posteriormente, se llega a ser sacristán cargo en el que deben laborar por tres años. Finalmente, se alcanza la fiscalía, con servicio de dos años.

Aproximadamente, a las 12 del día da inicio la festividad con el repique de campanas, que suenan cada hora a lo largo de todo el día, labor que le corresponde a los topiles, quienes se van turnando para realizarlo.

LA celebración da inicio alrededor de las 6 y media de la tarde con la colocación de la portada, donada por alguna familia, en la entrada principal de la iglesia. Ahí, en el atrio, se hace una pequeña convivencia entre los asistentes al evento para posteriormente dar inicio a la colocación de la portada del altar mayor.

Las Mañanitas, a cargo de la banda de música, aumenta el estado de ánimo de los feligreses y visitantes que están presentes y que van llegando, quienes apartan sus lugares para poder presenciar las actividades, como la danza de los moros.

Además de la Danza de los Moros y Cristianos, el diablo interactúa con los asistentes, recuperando así, un toque de la juventud chamilpense y la participación de la comunidad.

Posteriormente, sigue la recepción de promesas y la misa solemne de la una de la tarde, la cual una vez terminada, da paso a la visita de las casas que ofrecen comidas a los asistentes a cargo del barrio de Sacando y el barrio de Blanc con sus respectivos fiscales. Otros más, optan por deambular en el pequeño tianguis, que se coloca alrededor de la iglesia, además de subirse a los juegos mecánicos, que año con año llegan con la feria.

El día 10 se reviste a san Lorenzo y a san Ramos con vestimentas limpias, las cuales han sido donadas en años anteriores. La imagen principal preside desde su nicho en el retablo central del ábside del templo, teniendo a su lado a san Ramos.

Por la noche, la última actividad para presenciar, es la quema del castillo en el que participan cueteros.

El último día de fiesta, el día 11, el santo es trasladado al templo por las calles con acompañamiento de música de viento y fuegos artificiales. La quema de toritos marca el fin de la celebración de San Lorenzo Mártir.

Por: Yair Conde Demesa, “Del Santo al Salto, la fiestas patronales de Cuernavaca”, Vol. I

Categorías: FESTIVIDADES CULTURALES, FIESTAS
Actualizado hace 7 meses