Buenavista del Monte

Buenavista del Monte colinda con poblados del estado de México (Ahuatenco, Ocuilan,y Mexicapan); con Cebadal, Cuentepec,y Tetlama del estado de Morelos; se localiza en una parte alta y plana de una serranía delimitada por las barrancas de El Sabino, Cocotzina, El Tejocote y El Túnel, por donde corre el agua del manantial Clachihuapan, que se encuentra ubicado en la parte alta de la zona económica del Chichinautzin.

De acuerdo con Fernando Torres Mena, el poblado nació durante la Revolución. Para 1940 el poblado contaba con alrededor de diez casitas y a partir de ese año empezaron a llegar personas de los estados de México y Guanajuato (Pénjamo). Los principales fundadores del pueblo fueron: José Berruecos, Audón Pedraza, Faustino Noriega y su esposa Clotilde Martínez u Andrés Martínez y Juan López.

Pese a ser un poblado de reciente creación, el 29 de septiembre llevan a cabo el Festival de la Flor del Pericón. Esta flor es recolectada en las lomas y partes altas de las cañadas y forma parte de la herencia indígena y del patrimonio de México. Este elemento se utiliza para hacer ramos en formada de cruz, que son colocados en las cuatro esquinas de los sembradíos, en las puertas y las ventanas de las casas y en los cruces de los caminos.

La importancia que tiene esa flor y el simbolismo de la cruz datan desde la época prehispánica, ya que las ofrendas dedicadas a Tlaloc, descubiertas por los arqueólogos en el Templo Mayor de Tenochtitlán, tenían restos de esta planta, lo que hace suponer que esta planta era utilizada por su olor como incienso y como ofrenda.

Las cruces elaboradas con esta flor son colocadas el 28 de septiembre para protegerse contra los malos aires que puedan dañar las cosechas, los hogares y la vida de la comunidad.

Por: Elvia Gómez Arce, “Buenavista del Monte, enero, fiesta patronal en honor a la Virgen de Guadalupe”, “Del Santo al Salto, Las fiestas patronales de Cuernavaca”, Vol. I.

Juan Diego Pons Díaz de León, “Cuernavaca, el corazón de la Primavera”.