Arráncame la vida

Arráncame la vida de Ángeles Mastretta es una novela realista, romántica en la cual se narra la vida de una joven llamada Catalina Guzmán, quien creía que con el matrimonio con Andrés Ascencio saldría de la pobreza y de la monotonía. Andrés es un hombre con mucho poder que le dobla la edad a Catalina, la cual se sentirá fracasada conforme avanza su relación, lo que dará pie a un sentimiento de rebeldía y de liberación.  

Las diferencias entre ambos personajes son considerables ya que mientras Catalina es una jovencita de quince años, sin experiencia y con una inocencia que llega a la candidez, el General Ascencio, con treinta años, es un hombre experimentado y con aspiraciones políticas. Catalina se enamora de él, ilusionada de la vida que le espera. Sin embargo, Andrés trata a Catalina de manera ofensiva, humillándola y de manera agresiva. A lo cual ella toma una actitud sumisa creyendo que así debe de ser hasta que va aprendiendo y fortaleciéndose como persona.

Se ha mencionado que el éxito de esta novela se debe a que a través de sus páginas se muestra el México post revolucionario en el que existe una búsqueda por la igualdad de los derechos feministas y muestra, de manera sutil, la dominación y la violencia de los hombres en contra de las mujeres. 

Ángeles Mastretta es considerada una representante del feminismo por su búsqueda de equidad entre las mujeres y los hombres.